¡Tu función no es tu trabajo!

Tú no has venido aquí a trabajar duramente, ni a qué tú trabajo te dignifique ni a vivir de tu trabajo.

Tú has nacido con unos talentos únicos e irrepetibles, que estás obligados a descubrir para poder cumplir tu función en este mundo de manera precisa y eficaz. Tu función te provee de toda la abundancia del universo, colgándote de paz y felicidad, desde el amor que eres.

No confundas tu trabajo con tu función.

Besos en el corazón y bendiciones.

[Total: 0   Promedio: 0/5]