Témoteme, cúlpoteme.

Cada vez que nos da miedo hacer o decir algo, estamos permitiendo a nuestra mente tener el control de nuestra vida, y alejarnos de nuestro instante presente de vida, el único que existe.

Al tener miedo, estamos usando el pasado para decidir lo que nos va a suceder en esa situación que aún no hemos vivido pero que ya estamos juzgando como “mala” para nosotros, evitando así vivirla en plenitud y que nos permita integrar en nosotros sus enseñanzas.

Como consecuencia, “culpamos” a otroas o a nosotroas por eso que sentimos y tememos, evitando responsabilizarnos de nuestra vida.

Pero el miedo y la culpa sólo están en nuestra mente y solo podemos eliminarlo nosotroas pues no existe.

Besos en el corazón y bendiciones.

[Total: 1   Promedio: 5/5]