¡SIEMPRE DESENTONAS!

Los seres humanos vibramos desde el A-MOR,, esa es nuestra tonalidad real, pero nos CREEMOS que el miedo es lo que somos y vibramos desde él, perdiendo la armonía. Mientras vibramos en el miedo, nuestra tonalidad está erronea y no se puede fusionar con la del resto de seres humanos por lo que somos miles de millones de seres entonando una melodía desafinada y no armónica, tratando que nuestra falta de armonía pueda traer paz.

Como si de un coro desafinado se tratase, gritamos nuestro miedo a los cuatro vientos sin ser conscientes de ello, comprometiendo cada nota de la partitura que los seres humanos venimos a interpretar aquí. Usamos nuestro instrumento, el cuerpo, como una espada en lugar de cómo una suave caricia, y esa espada es quien nos guía en nuestra interpretación en este mundo. Y son esas notas disfónicas las que aportamos al coro, al igual que el resto, sin conseguir la armonía en ningún momento, pero CREYENDO que estamos en una armonía individual inalcanzable pues no puede un coro ser un solista.

Solo cuando sintamos esto, podremos elevar nuestra vibración para que emitamos las notas acordes con nuestro ser, para unirnos en el gran coro de seres humanos que vibran desde el A-MOR para lograr en unión y unicidad, la función para la que estamos en este mundo.

Besos en el corazón y bendiciones.

[Total: 2   Promedio: 5/5]