¿Qué es el A-MOR?

La respuesta es buen fácil: es todo aquello que no CREES que eres. El A-MOR (sin muerte) es paz, es dicha, es verdad, es vida, es eternidad. Lo que tú CREES que eres procede de tu sistema de pensamiento que suele estar programado desde el miedo. Y el miedo no puede amar porque le teme al miedo.

El A-MOR es la esencia del ser humano, su razón de ser, su identidad. El problema es que el miedo desde el que se nos ha programado y criado, ese que metieron papá y mamá en nuestra mente, no nos permite sentirlo ni vivirlo pues se nos ha enseñado que el A-MOR duele, que cuesta, que hay que esforzarse y hasta “morir” por él. Pero la realidad es que, al ser la esencia de lo que somos, ninguna de esas prerrogativas es cierta pues lo que somos no puede costar trabajo, ni esfuerzo, ni ser temido, ni causar la muerte.

El A-MOR solo puede amar o seria otra cosa distinta al A-MOR. Si el A-MOR odia entonces es odio, que no es otra cosa que miedo al diferente, que no es otra cosa que miedo a lo desconocido, que no es otra cosa que MIEDO con mayúsculas. El A-MOR es inocente, confiado, seguro de sí mismo, pleno, vivo, sereno e incondicional, como un niño. Si aprendiésemos de los niños, sólo seríamos A-MOR.

Besos en el corazón y bendiciones.

[Total: 2   Promedio: 5/5]