POSESIÓN INFERNAL

Los seres humanos vivimos llenos de apegos porque, como nos han enseñado que somos A-MOR y que somos autosuficientes, estamos buscando el A-MOR y el reconocimiento siempre fuera de nosotros. Y cuando CREEMOS encontrarlo en algo o en alguien, necesitamos atesorarlo para que eso que CREO sentir, gracias a esa persona, no desaparezca de mi lado.

Entonces, necesitamos poseer todo cuanto parece hacerme sentir feliz y CREAR una relación especial, que solo tengamos esa persona, animal o cosa, y yo, y que no pueda ser de nadie más, para terminar de sentirme especial y amado. Pero es una ilusión muy maquiavélica porque al buscar el amor y la seguridad de mi, está siempre es inestable y tendente a desaparecer en cualquier momento.

Cuando los seres humanos comenzamos nuestro viaje interior, lo más difícil es soltar nuestros apegos y saltar al vacio, sintiendo esa profunda soledad y ese miedo que se sienten cuando CREEMOS que nada nos sustenta y que no importamos a nadie. Ahí justo, empieza el viaje del héroe que nos hace reconectar con el A-MOR que somos y con nuestro ser, profundamente, lo que nos hace retornar al estado de felicidad y paz de nuestra esencia.

Soltar todas nuestras posesiones y entender que nada es mío ni yo de nadie, el el primer paso del despacho físico y emocional que, aunque es doloroso por lo que nos hace pensar nuestro programa mental miedoso, nos lleva a la Libertad plena.

Besos en el corazón y bendiciones.

[Total: 2   Promedio: 5/5]