¿POR QUÉ SOY INFIEL?

La fidelidad es una cuestión cultural y social. De hecho, no en todas las sociedades se entiende de la misma manera. En las sociedades occidentales, la fidelidad es cuestión de dos y nada más que de esos dos.

Lo importante no es lo que se instaure en cada sociedad, sino el hecho de que nosotros decidamos saltarnos una norma que aceptamos en un momento, porque, en realidad, nos estamos mintiendo y traicionando a nosotros mismos. La infidelidad no es “buena” ni “mala”, es un error mental, puesto que traicionamos nuestros compromisos y nos traicionamos a nosotros mismos, entonces. Ese es el punto clave, que la infidelidad es un acto de incoherencia y deshonestidad con nosotros mismos primero.

Sin entrar en si el ser humano es monógamo o no, ni si ese especialísimo es contrario al ser, cuando uno necesita ocultar o mentir acerca de lo que hace, entra en incoherencia entre el cuerpo, la mente y el espíritu, baja su vibración y se desconecta de su ser. Y todo eso pasa cuando estamos programados desde el miedo.

Como no sabemos que somos A-MOR, lo buscamos fuera y, cuando CREEMOS que alguien nos lo puede dar, nos entregamos a esa relación, comprometiéndonos a cosas que sólo estamos dispuestos a hacer si la relación va como nosotros necesitamos que vaya. Sólo soltando el miedo a estar solos y separados, podemos reconectarnos con él A-MOR que somos para vivir en armonía, encontrando el estado de paz y felicidad natural del ser.

Besos en el corazón y bendiciones.

[Total: 1   Promedio: 5/5]