¿POR QUÉ ME DROGO?

Nuevo capítulo de – LOS “POR QUÉ DE LA VIDA -, dedicado hoy a “¿POR QUÉ ME DROGO?”

Cuando nuestra mente está programada desde el miedo por papá y mamá, vivimos en una completa ignorancia de nuestro ser y de nuestro origen, lo que nos lleva a vivir deprimidos y/ansiosos, necesitando placebos que anestesien ese dolor y el sufrimiento que esté genera.

Drogas hay muchas, unas legales y otras ilegales, y muchas que no lo parecen, como las parejas, el azúcar, el teléfono,… Pero hoy nos centramos en las ilegales, en esas en las que ponemos en riesgo nuestro cuerpo y nuestra mente por conseguir un calmante que disipe el dolor por un espacio breve de tiempo.

Cada vez que descubrimos algo que calma nuestro dolor, nos aferramos a ello CREYENDO que nos salva cuando, en realidad, lo único que hace es alejarnos aún más de la salvación, que se encuentra detrás de todo ese dolor que sentimos, pues allí detrás está nuestro ser y la esencia de lo que somos: el A-MOR.

No anestesies tu vida con placebos. Inyéctale la verdadera droga que mueve tu vida y que tienes en tu interior ilimitada y eternamente: EL A-MOR.

Besos en el corazón y bendiciones.

[Total: 1   Promedio: 5/5]