¿Necesitas café, chocolate, sexo, comida, a una persona,…? Calma tus adicciones.

Cuando uno tiene ansiedad se convierte en adicto de aquello que descubre que le baja la ansiedad, que le ayuda a calmarla. La gente que va al psiquiatra, toma medicación, los que van a terapia, reciben sus beneficios, y aún así, todos nos volvemos adictos a algo para calmar la ansiedad y la insatisfacción de vivir una vida que nuestra mente y sus errores, generados por el programa mental, hacen que parezca que no merece la pena ser vivida.

Y entonces, nos volvemos adictos y pensamos que como lo hacemos de sustancias permitidas (chocolate, alcohol, tabaco, azúcar, comida, glutamato, sexo si es sin pagar,…) entonces no somos como los que toman drogas ilegales. Pero en realidad, ¿qué te diferencia de ellos si estás igual de enganchado y, si no tienes tus dosis, vives estresado y ansioso o deprimido?

Solemos juzgar y criticar lo que no queremos ver en nosotros mismos cuando la vida usa a los demás para que veamos como eso que rechazamos, está en nosotros mismos. Por eso, en este momento de confinamiento, es genial que podamos mirarnos y mirar nuestros apegos y dependencias, para dejar de calmar nuestra ansiedad con sustitutos del A-MOR que no siento y no sé que YO SOY.

Besos en el corazón y bendiciones.

[Total: 1   Promedio: 5/5]