MI NOMBRE ES MI EGO

Esa personalidad apartada de todo el mundo, que hemos CREADO en base al programa mental, basado en el miedo, que papá y mamá metieron en nuestra mente, tiene su mayor exponente en tu nombre. Cuando vives desde esa falsa identidad, tu nombre es la representación gráfica de ella.

Y, entonces, tu nombre hará que se evoquen, en ti y en los demás, las imágenes mentales que hayáis CREADO, en base a tu personalidad, a la que tú CREASTE y a la que los otros han interpretado que es tu identidad.

Por eso, sólo con oír tu nombre, alguien puede sentir amor o dolor, al igual que tú al oír el nombre de alguien. El nombre es el símbolo máximo de la demostración que el miedo nos hace, de que todos estamos separados y no podemos ser todos uno, porque el nombre nos diferencia.

Cuando uno es capaz de desapegarse también de su nombre, cuando entiende que no es más que una anécdota en su vida, puede soltar todo el miedo a no tener una identidad y puede abrirse a descubrir a su ser y al A-MOR que este es, pues sin una falsa identidad, sólo la verdad de nosotros puede aflorar y expander se.

Besos en el corazón y bendiciones.

[Total: 1   Promedio: 5/5]