Lo que piensas de mí, te define a ti.

Solemos pensar que lo que pienso del otro viene dado por lo que es el otro porque no somos capaces de ver que mis pensamientos son interpretaciones de lo que CREO percibir en el otro. Pero es imposible que tenga nada que ver con el otro porque lo estoy pensando yo, que no soy el otro.

Cuando somos capaces de ser conscientes de esto, nos damos cuenta de que no hay ningún pensamiento, que yo tenga sobre otra persona, que sea neutro pues siempre lo interpreto por lo que CREO percibir de esa persona y por lo que yo siento, que a pesar de ser mi emoción, CREO que tiene que ver con el otro. Pero esa emoción es mía y tan sólo se ha despertado con lo que CREO que hace o piensa (ese es el mayor grado de demencia, CREER que sé lo que otro piensa) el otro, y en base a eso yo lo interpreto y emito mi juicio, crítica, preocupación o cualquier otra cosa que emita desde el miedo.

Porque si haces eso, es que tu mente está programada desde el miedo y reaccionas ante todo desde el miedo, temiendo ser víctima de un ataque, teniendo tener que defenderte, para lo cual, trato de que esa crítica o juicio o prejuicio, me eviten ese ataque. Pero, en realidad, es todo imaginado por tu mente pues nada externo a ti puede hacerte daño. La gente hace cosas y tú las sientes en función de si vives desde el miedo o desde el A-MOR; en función de si has sido programado desde el miedo o desde el A-MOR.

Besos en el corazón y bendiciones.

[Total: 1   Promedio: 5/5]