LO QUE EXTRAÑO DE TI, ¡SOY YO!

Solemos extrañar a las personas sin darnos cuenta de que, lo que extrañamos es lo que sentimos nosotros cuando estamos con esas personas. Por lo tanto, extrañamos una parte de nosotros que apenas conocemos y que es vital para reconocernos plenamente.

Siempre “culpamos” a los demás de lo que sentimos, ya sea que CREEMOS que es “bueno” o “malo”. Todo lo que sentimos CREEMOS que es por algo externo pues no se nos ha enseñado a vivir desde nuestra emoción natural, el A-MOR, sino desde el miedo desde el que se nos programó de pequeños.

Cuando somos capaces de sentir lo que sentimos y entender que no necesitamos nada para sentirlo, empezamos a reconocer nuestro ser y a entender que podemos disfrutar de esas emociones siempre que queramos pues son nuestras y están unidas A-MOR, que es lo que somos.

Besos en el corazón y bendiciones.

[Total: 1   Promedio: 5/5]