La DIS-CULPA libera y el perdon condena.

El perdón crea pecadores y condenados. La DIS-CULPA, elimina la culpa, y el pecado, permitiendo que los errores se corrijan y se den los aprendizajes que trae cada experiencia que vivimos. Venimos a aprender y, a veces, necesitamos errar para aprender.

Besos en el corazón y bendiciones.

[Total: 0   Promedio: 0/5]