KINTSUKUROI

El Kintsugi o Kintsukuroi, es una técnica milenaria japonesa que se basa en arreglar las piezas de cerámica rotas, no tratando de ocultar la rotura, sino marcando las líneas rotas con oro cuando se pegan las piezas. Esta filosofía afirma que eso le da más valor a la pieza pues refleja su vida y su historia. Se trata de ver la belleza de esas cicatrices y su influencia en la mayor belleza de la pieza.

Si eso lo llevamos a nuestra vida, a nuestras emociones y experiencias, haber vivido muchas de ellas, como haber cometido errores, haber fracasado, haber tenido miedo, debería ser motivo de orgullo, cuando se corrigen esos errores y se aprende de ellos, pues nos convertimos en una fuente de sabiduría y experiencia muy necesaria para nosotros mismos y para el resto.

Pero en esta sociedad, lo que premiamos es no cometer errores, o que no se vean públicamente. Da igual lo que hagas mientras puedas morir inmaculado, piensan en pleno siglo XXI los seres humanos. Porque si no consigues hacerlo, cualquier error va a ser perseguido y castigado duramente para que aprendas, no del error, sino de cómo debes comportarte en sociedad.

Sólo permitiendo los errores, y sosteniendo con A-MOR a los que han errado, podremos permitir la amorosa corrección de los mismos y que los aprendizajes y regalos, que esas experiencias nos brindan, lluevan sobre nosotros cubriéndonos de bendiciones.

Besos en el corazón y bendiciones

[Total: 1   Promedio: 5/5]