EL JUICIO FINAL

Nos pasamos la vida temiendo el Juicio Final, imaginándonos sufriendo por todos nuestros “pechos” – que CREEMOS numerosos – y sabiendo que nos van a condenar seguro por todo lo que he tratado de ocultar en vida pero que, al morir, no podré seguir ocultando.cómo si mi vida no fuese eterna y como si yo fuera este cuerpo.

El JUICIO FINAL no es más que el fin de todos los juicios. Es el día que nos liberamos de nuestra programación mental basada en el miedo, y reconectamos con nuestro origen, con nuestra vibración, con el A-MOR. Es el día que dejamos todas las percepciones e interpretaciones dementes, para abrirnos a vivir desde el A-MOR incondicional, pleno y perfecto en su pureza, desde el que nada puede ser más que perfecto y amable.

Todo lo que ocultamos en este plano de existencia no tiene ningún peso en los demás, pues desde los demás, nada de eso está sucediendo, porque solo sucede en un error mental de tu mente. Por lo tanto, no es necesario juzgarlo pues, al dejar este plano, todo eso desaparece, dejándonos la tarea de volver de nuevo a cumplir la función que debemos realizar aquí.

Cuanto antes nos liberemos de todos los juicios, y para eso debemos eliminar el error mental del miedo y de la separación, antes llegará el día del JUICIO FINAL, y antes podremos vivir nuestra vida plenamente, desde la perfección de nuestro ser.

Besos en el corazón y bendiciones.

[Total: 1   Promedio: 5/5]