Educar(e) es guiar, no imponer tu YO.

Educar viene del latín educare, que significa guiar.

La verdadera educación de nuestros hijos no está en las aulas si no en sus casas. Solo lo que su papá y su mamá les transmiten, tienen un efecto real en sus mentes inconscientes, programándolas para el resto de su vida.

Si tú eres el ejemplo de tus hijos, mediante el cual su mente aprende, ¿No deberías examinar la tuya para ver qué les estás transmitiendo? Porque si lo que transmites es lo mismo que te transmitieron tus padres, o una versión más dura, y eso no te ha servido para poder ser plenamente feliz, viviendo en paz, amor, armonía, honestidad, coherencia y verdad, ¿Por qué crees que a tus hijos si les puede servir?

Si aún no sabes quién eres ni qué haces aquí, en lugar de tratar de imponer tu educación a tus hijos, permítete poner en duda tu existencia y no saber. Podría ser que seas mejor guía no sabiendo y explorando con ellos que teniendo que saberlo todo.

¿Permitirías que alguien introdujese un software con un virus en tu Portátil?¿Por qué entonces te permites meter un programa defectuoso en la mente de tus hijos?

Besos en el corazón y bendiciones.

[Total: 0   Promedio: 0/5]