DOLOR=PLACER

La CREENCIA de que el dolor es peor que el placer o viceversa, sólo existe en tu mente programada desde el miedo, que le ha dado a cada atributo un adjetivo calificativo, en base a sus experiencias del pasado, con las que juzga a ambas.

El ser humano es emocional y lo que siente no puede ser “bueno” o “malo”, salvo que lo juzgue. De hecho, es posible disfrutar del dolor y odiar el placer, lo cual no hace más que incidir en que toda esa percepción está en tu mente. La CREENCIA en el dolor hace que exista el placer pues, en este mundo dual necesitamos de los opuestos para tratar de encontrar esa paz demente que CREEMOS tener.

La sensación es que sientes físicamente cuando sientes dolor, ya sea porque sea físico o porque extiendas a tu cuerpo tus emociones, podrían ser algo de lo que podrías disfrutar tanto o más que con aquellas que te dan placer. De hecho, podrías no sentir nada en tu cuerpo pues tu mente podría bloquearlo. Así adiestran a muchos soldados y espías, para poder enfrentarse a las torturaron. Y el entrenamiento es mental, para bloquear mental mente e inhibir los receptores físicos del dolor.

Si CRES en algo lo CREAS, así de fácil. Si CREES que algo puede ser “malo”, tendrás su opuesto pero te hará sufrir tanto como el primero pues, en ambos casos, si te abres a vivirlo, dura muy poco. Tal vez, si te abrieses a sentir el dolor sin miedo, te darías cuenta de que dura como un orgasmo de placer. Lo que hace que el dolor dure más es el miedo a sentirlo, que lo extiende.

Besos en el corazón y bendiciones.

[Total: 1   Promedio: 5/5]