Desconfía de TU desconfianza.

La desconfianza no es más que una expresión del miedo con el que vives y está basado en las interpretaciones que haces desde tus sentidos limitados que se basan en tus pensamientos para decidir qué pequeña parte de la irrealidad utiliza para dar Fe de lo que el miedo necesita para que esa desconfianza te traiga una certeza que es más incierta e irreal que el miedo que parece buscarla.

Tratar de que la vida te dé certezas es dejarse llevar por el ego CREYENDO que tú seguridad reside en ellas en lugar de en la incertidumbre de no saber pues esas certezas que buscas no serían más que interpretaciones de tu sistema de pensamiento basado en el miedo y, entonces, sólo podría dar Fe del temor y de lo que temes.

Cuando uno siente desconfianza, solo tiene que mirar hacia dentro de sí mismo para ver el miedo que oculta y poder aprender todo lo que esa desconfianza viene a mostrarte de ti mismo y que aprendizajes te viene a regalar.

Cuando entendemos que cada experiencia es una aventura hacia nosotros mismos, es una aventura interior a través d e nuestras emociones para reconocer la verdad y acceder al pleno conocimiento, nada puede sernos negado. Mientras tanto, seguiremos viendo culpables en todo lo que nos rodea de todo aquello que sentimos nosotros y, por tanto, es nuestro y solo nosotros podemos responsabilizarnos de ello, atenderlo y aceptarlo, para que todo el regalo de su presencia en nuestra vida se despliegue ante nosotros brindándonos su luz.

Besos en el corazón y bendiciones.

[Total: 0   Promedio: 0/5]