Capítulo 22 (II) La salvación y la relación santa – SUbcapítulo II: La impecabilidad de tu hermano.

Capítulo22 (II)del libro de texto de Un Curso de Milagros: La salvación y la relación santa – SUbcapítulo II: La impecabilidad de tu hermano.

1. Lo opuesto a la ilusión es la Verdad. Para el ego las únicas alternativas son la ilusión y la desilusión que parecen distintas pero en esencia son lo mismo porque las dos generan sufrimiento. Toda ilusión en el fondo esconde dolor pues anhelas algo que no tienes.

2. LaVerdad sin embargo ofrece dicha, felicidad por lo tanto es lo opuesto al sufrimiento. Cambiar una ilusión por otra no es un cambio hay el mismo sufrimiento de carencia debajo. Tratar de encontrar felicidad en el sufrimiento es insensato.

3. Las ilusiones sólo causan culpabilidad, sufrimiento, enfermedad y muerte a sus creyentes. Para la razón ningún sufrimiento se puede confundir con dicha. La dicha es eterna. Todo lo que aparenta ser felicidad y no dura es miedo. El pesar puede volverse dicha porque el tiempo cede a lo eterno.

4. La razón te diría que para escapar del sufrimiento es reconocerlo y tomar el camino opuesto. Una sola ilusión que se abrigue y se defienda contra La Verdad priva a esta sentido significado y da realidad a la ilusión.

5. El ego te asegura que no puedes ver a nadie libre de culpa. La razón ve que la fuente de una idea es lo que está sea cierta o no. La idea es semejante a su Fuente. Por lo tanto si el propósito del Espíritu Santo fue ayudarte a escapar de la culpabilidad y le fue dado por la totalidad, ya los medios se te han dado para alcanzar ese objetivo.

6. En este punto del curso, tiene lugar la separacion entre tu y el ego. Porque ya dispones de los medios para alcanzar el propósito del Espíritu Santo. A medida que utilices estos medios aumentará tu fe en ellos.

7. No abandones ahora a tu hermano porque sois lo mismo y no pueden decidir por separado ni de forma diferente. Sois el Salvador el uno del otro o bien el juez. Este curso o se cree por entero o no se cree..

8. La visión no puede condenar sólo bendecir. Aquel que su función es salvar , salvará. Como lo logrará está más allá de tu entendimiento, pero cuando lo hará si está en tus manos. Porque el tiempo es tu invención. No eres esclavo del tiempo ni del mundo que fabricaste.

9. La ilusión de que lo que tu fabricaste te esclaviza es la misma que originó la separacion. Es la idea insensata de que los pensamientos pueden abandonar la mente del pensador, ser diferentes a ella y oponerse a ella . ( Como si una ola que es agua forma parte del mar se creyera separada del mar y se sintiera distinta a el y se pusiera en su contra)

10. Contempla la gran proyección con la determinación de que tiene que ser sanada. Lo que has fabricado no tiene poder sobre ti a menos que te creas separado de la totalidad y oponerte a ella.

11. La salvación no es imposible, sólo tus pensamientos lo son. Es posible ver a tu Salvador como tú enemigo y al mismo tiempo reconocerlo. La Voluntad de Dios es que lo reconozcas.

12. Más allá del cuerpo que utilizas para separarte de tu hermano, se encuentra tu relación Santa. en ella no existe una voluntad separada ni el deseo de que nada se encuentre separado.

13. Lo único que necesitas hacer es compartir la visión de Cristo. Su Visión se le concede a todo aquel que esté dispuesto a ver a su hermano libre de pecado, sin excluir a nadie, si quieres liberarte completamente de todos los efectos del pecado.

Besos en el corazón y bendiciones.

[Total: 2   Promedio: 5/5]