¡Ahora soy yo el que no quiere salir!

¿Te imaginas que se acaba la cuarentena y la gente no hiere salir de las casas? ¿Qué después de estas semanas la gente prefiriese estar en sus casas y disfrutar de su entorno que salir tanto?

Para muchos, sería el colapso de la sociedad de consumo pero para la humanidad, sería un renacer ya que empezaríamos a usar nuestros recursos naturales de manera natural y coherente, además que tendríamos un mayor conocimiento de nosotros mismos y de nuestras emociones.

Todo lo que viene de imprevisto y parece obligarnos a adoptar nuevas maneras de vivir, como este aislamiento, se convierten en la mayor oportunidad de abrazar nuevas posibilidades de vivir nuestras vidas. Y si es de manera mas honesta y coherente, todos salimos beneficiados.

Besos en el corazón y bendiciones.

[Total: 2   Promedio: 5/5]