¡Abúrrete mucho! Te reconocerás antes.

Buscamos permanentemente no estar demasiado tiempo con nosotros mismoas no sea que nos veamos demasiado y no nos guste lo que vemos.

Eso pensamos.

En realidad, tememos a lo que sentimos cuando estamos con nosotros mismos porque no nos gusta, nos hace sentir incomodidad y se siente desagradable; pero solo sintiendo y observando esas emociones y nuestros pensamientos podemos llegar a descubrir quienes somos y porque estamos aquí, nos podemos reconocer.

No temas aburrirte. Más bien, agradece lo que te permite ver y sentir el aburrimiento y accederás al conocimiento que trae el aprendizaje que esconde todo eso que no quieres ver.

Besos en el corazón y bendiciones.

[Total: 0   Promedio: 0/5]